Otra más de Conce

Drowsie Maggie con La Eringo!
Esta es la clásica coreografía monotona pero entretenida.
Todo completamente atuéntico, Tracatatap no copia coreografías, ejem!

video

Saludos a todos, esperamos atentos sus comentarios =)

epa,epa,epa,epa...

Hago una aclaración pequeñita porque cundió el pánico entre nuestros más fieles seguidores pese a que dije que "esto no era una despedida".

En esencia "Tracatatap" es uno y el mismo, inmutable y eterno. No le es propio de su singularísima naturaleza este atributo de la divisibilidad.

Tracatatap, a saber, no se divide, sólo se expande, traspasa fronteras, hermana naciones, algo así como el sueño bolivariano pero con bailes europeos, ¿me entiende?

Bueno, de ahí la idea de remodelar el blog. Había que marcar la etapa que se nos viene.
Esto es nuestro, de los dos, de Tracatatap. Yo sigo (mientras me inviten) bailando en el smog, a Cristian, por su parte, quien sabe que le espera, pero todo ese material lo tendrán en el blog xq es Tracatatap quien baila y comparte esos videos con uds.

No le podemos asegurar a nadie que esto vaya a pasar, pero la intención es seguir bailando aquí o allá, juntos o separados, pero seguir; seguir llevándole a todo quien confió en nosotros y a todo quien le guste lo que hacemos, nuestros bailes hasta su suelo de madera más cercano.

Valeria: espero que sea un hasta luego, un hasta pronto y un hasta siempre (sobre todo contigo que no te veo hace meses), espero que te esté yendo bonito por allá.

Saludos.

ESTO no es una despedida.

Escribo esto, con una inspiración medianamente clara, y si no clara, al menos bastante fuerte.

Mi querido amigo Cristian ha decidido, muy valientemente desde lo acomodado de mi posición, irse a finales de este mes a Argentina, a realizar papeleos y cosas horrorosas de los burócratas, con el único propósito de volver a la tierra que lo vio nacer para convertir a esa tierra, en la tierra que lo verá graduarse como el mejor Literato que Argentina ha visto jamás (y eso que Argentina tiene mucho con que defenderse)...

Él llegó a mis días con la extraña misión de enseñarme a valorar las cosas de otro modo, más cercano, más afectuoso, más desde todo, para todo, desde siempre y desde mí.

Lo extrañaré, lo extrañaremos, yo ya lo extraño. Hace un rato cuando conversabamos notaba lo dificil que es adecuarse a la idea de que se me va un hijo, un amigo o un hermano.

Las cosas que tengo que decirle serán de los dos, por nuestros medios, de nuestras formas.

Con esto sólo quiero recordarle que lo quiero hasta la danza y que para mí bailar jamás fue tan entretenido como cuando lo hicimos juntos.